cho restaurante · barcelona

Cuando se actúa sin prejuicios, se abren campos, también estilísticos. El Cho no es una estética buscada sino el resultado de un mecanismo intelectual desnudo de complejos, anti snob, anti intelligenzia y anti grupos, que dio como fruto una carambola pop.

Fue un proyecto divertido: disponíamos sólo de un mes y medio para convertir un Burguer King en un restaurante japonés, para un cliente sin ninguna relación con Japón. Tomamos medidas de incógnito, mientras comíamos hamburguesas…

Estaba la tentación elegante, zen y minimalista de todo restaurante Japonés, que exigía estudiar a fondo el interiorismo nipón. O jugar a enfatizar, a interpretar desde el desconocimiento, a partir la percepción europea de los arquetipos, los tópicos japoneses. No imaginar siquiera, sino disponerlos todos, amalgamarlos… Nos inventamos unas cintas con trozos de madera, a modo de valla publicitaria, con una recopilación de imágenes: una geisha, el comic manga, la maqueta de un edificio de Toyo Ito, unos luchadores de sumo…

Y la bandera japonesa. La solución para la sala interior apareció gracias al error en un render de un colaborador. De pronto, la bandera japonesa se proyectó en repetición por toda la estancia, una sala cubierta de topos rojos. Seguimos el filón de lo fortuito y los dejamos, todos salvo uno, que toma ligeramente la forma de la mariposa; Cho en japonés.

Barcelona

2002

Arquitecto

Jaime Romano

Colaboradores

oriol florejachs
toni garriga

Industriales

movical
muebles castelló

Publicaciones

frame ° 34
bar, restaurants and hotel design n° 23
diseño interior n° 136

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.legal

ACEPTAR
Aviso de cookies